ASOCIACIÓN

ORGANIZACIÓN FEDERADA ARGENTINA DE ACTIVIDADES CORALES

Entidad no Gubernamental, Cultural, sin fines de lucro

 

El 4 de abril de 1996, en el marco del Festival Coral Internacional «AMERICA CANTAT» en la Ciudad de Mar del Plata, se firmó una Carta de Intención para un Acuerdo entre las Organizaciones Corales Argentinas, en la que se destacaba el deseo de propiciar la integración de las regiones argentinas con sentido federal, favorecer el intercambio e impulsar el perfeccionamiento y la excelencia en la actividad, como también fijar mecanismos de apoyo mutuo y la invitación a todas las organizaciones similares.

Ello fue consecuencia de un camino de reuniones iniciado en 1995, en la Ciudad de Trelew, a la que siguieron Mendoza, La Plata y Puerto Madryn y en las que se fueron perfilando los objetivos convocantes alrededor de los que se reunirían las organizaciones. Durante el mes de agosto de 1996, representantes de tres de las instituciones firmantes viajaron a Australia para participar en el Simposio Mundial para la Música Coral, distribuyeron información de otras actividades en Argentina y, en forma solidaria, estuvieron intercambiando opiniones y propuestas con otros asistentes y autoridades corales internacionales. También unieron sus pareceres en la Asamblea de la IFCM, en la que anunciaron la firma del Acta y el deseo de continuar con la organización nacional.

El 12 de octubre de ese mismo año, fecha en la se festejó el Día Internacional del Canto Coral y en el marco del Festival Cantapueblo de la Provincia de Mendoza, nuevamente se reunieron los interesados y fijaron los objetivos sociales, las categorías y las características que deberían reunir los miembros de la ORGANIZACIÓN FEDERADA ARGENTINA DE ACTIVIDADES CORALES -OFADAC-, los instrumentos que tendrían que aportar para poder sumarse como fundadores y la fecha de constitución.

Finalmente, el 4 de mayo de 1997, en la Ciudad de San Rafael, Provincia de Mendoza, las entidades corales no gubernamentales unieron sus voluntades para formar la OFADAC y, con ello, poder crear una asociación de segundo grado representativa, federal y pujante que, sin dudas, tiene una participación activa en el País y en Latinoamérica y es un interlocutor válido ante los poderes públicos y privados nacionales y las organizaciones internacionales.

No todos los que deseaban estuvieron presentes; otras instituciones han expresado su incondicional adhesión y los fundadores han reiterado el amplio espíritu que los anima, invitando a otras asociaciones a que se sumen como miembros activos de la Organización. Como una expresión que demuestra el espíritu “asociacional” de la OFADAC, desde el mar a la cordillera y desde la Patagonia al trópico, los representantes de las Asociaciones se visitan y apoyan, intercambian pareceres y propuestas, generan espacios de trabajo común y fomentan una sólida amistad y confianza mutua.

Es que el eje que los une es la realización, en todos los casos con mucho esfuerzo, de los grandes acontecimientos corales de los últimos cincuenta años y la voluntad de continuar la senda impuesta para el engrandecimiento de la actividad coral nacional.

Buy now